jueves, junio 01, 2006

1º.-De la aplicación practica de....

POST: DE LA APLICACIÓN PRÁCTICA DE LOS CONOCIMIENTOS A LA VIDA MISMA EN SU MISMIDAD ( 27.05.2006)
AUTOR: Macaria Corleone (Madrid). Blog Macaria quiere ser una maruja
NOMINADO POR: Carlos Días (Málaga) (RAIB 55). Blog Málaga en el corazón
MOTIVOS: Los motivos sobran, pero para ser más específicos, porque está muy bien redactado, por su originalidad y en conjunto porque está bien hecho y se merece ganar el post de oro.


Siempre fuí malísima en matemáticas. Nunca entendí el significado de ese número llamado infinito. Tampoco comprendía lo del número ese que se llama epsilon (como la letra griega), ni pi. Pero es que alguien le encuentra sentido a que un número se llame pi? Yo lo preguntaba insistentemente. Y siempre recibía la misma respuesta: "pues está claro, pi es 3.14". Pues muy bien, me quedo más tranquila.
Luego llegaron los logaritmos neperianos y aquello me superó. Porque, vamos a ver, para que coño sirven los logaritmos neperianos? y si los elevas a la enésima potencia, que pasa?. Pasé primero de BUP sufriendo como una condenada porque no entendía la utilidad de tamaña información. La profesora me miraba como si fuese un bicho raro. Y yo no paraba de repetirle que me explicase una aplicación práctica de tanto conocimiento. Vamos, que me demostrase para que servía lo del logaritmo de los cojones ese. Pues nada, ni por esas. La mujer , muy digna ella, me dijo que ya sabría más adelante para que servía todo aquello, y que todo lo que se aprende, tarde o temprano, tiene aplicación útil en esta vida.
Con la física y la química no hubo mucha más suerte. Aquello de la tabla periódica, de los elementos, de los cianuros, los H2O, los CO2, etc, se me atragantaron a la altura de la epiglotis. El laboratorio era otra cosa. Ahí si que estaba en mi salsa. Porque yo soy más empírica que teórica, y aquello de mezclar sustancias y piedrecitas en tubos de ensayo me producía un placer inusitado. Lo malo era que, como la teoría me resultaba muy difícil de asimilar, cuando llegaba al laboratorio organizaba unos "chochos" impresionantes. De los tubos salían espumarajos y olores nauseabundos que, en más de una ocasión, estuvieron a punto de intoxicarme a mi y al que estaba a mi lado. Así que el profesor tomó la determinación de colocarme a su vera y prohibirme tocar nada que no me diese él previamente.
Llegado a la física, el buen hombre perdió totalmente los estribos, la paciencia y la compostura. Se esforzaba en hacerme comprender el porqué de las leyes más simples, pero yo seguía sin entender para que narices quería saber a que velocidad constante caía una piedra si la tirabamos desde un 4º piso, teniendo en cuenta el peso de la misma. Luego nos decía que si el aire ofrecía resistencia, etc, etc. y yo me quería morir. Lo único que tenía claro es que si la piedra caía en la cabeza de alguien ahí se acababan sus sufrimientos.
Luego se empeño en hacerme comprender el misterio de la electricidad, los voltios, los watios, los amperios y que se yo que más. Hoy en día sigo sin entender nada de eso. Ni en que minuto chocarán dos trenes que van en dirección opuesta si uno lleva velocidad constante y el otro una aceleracion de no se cuanfos km/hora. Lo único que me preocupa de eso es no ir montada en ninguno de esos trenes o no cruzar la vía por si les da por pasar.
Yo argumentaba con toda la candidez de mis 15 años, que no entendía cosas intangibles. Que yo era incapaz de entender y comprender lo que no podía ver ni comprobar con mis manos. No eran hechos, eran suposiciones, y además, absurdas. Por que, a ver, quien coño ha visto un amperio? y que es un amperio? y que coño mide un amperio? Y al final un amperio resulta ser la multiplicación de un vatio por nosecuantos de nosecuantitos, que es otra medida que tampoco entiendo. Total que aprobé la física, la química y las matemáticas sin tener ni puñetera idea de lo que se estaba hablando. Pero ellos siempre decían que en la vida todo tiene aplicación y que esa información me serviría en algún momento de mi vida, pero más tarde.
Visto aquello me decanté por letras, Me pasé al latín y al griego. Me las prometí muy felices pero choqué de bruces con la cruel realidad. Resultó que era negada para hacer una simple traducción. El latín era infumable y el griego, madre de dios¡. Lo único interesante era la mitología. Yo me machacaba los sesos intentando encontrarle el sentido a aquello pero no había manera. Después de muchos meses un profesor se apiadó de mi y me dijo: "verás, para ser buena en latín y griego hay que ser muy buena en matématicas. Esto es como el ajedrez., y el ajedrez es matemática pura." Nos ha jodido, ya me lo podían haber dicho antes.
Así que allí estaba yo, con mis 16/17 años asumiendo por primera vez que yo no era ni una lumbreras ni un cerebro privilegiado. Tuve que asumir que no era una persona racional ni lógica y que, desde luego, no aplicaba la lógica a ninguna situación que se me presentase.
Y tenían razón. Por eso me dediqué a las letras. Supongo que prefiero vivir en las nubes que posar los pies en la tierra. Nunca me sentí a gusto entre la lógica, la razón y la realidad. No soy práctica y me paso la vida soñando y viviendo en un mundo paralelo en el que la fantasía es la dueña absoluta. Disfrazo mi vida y cuando no me gusta porque es brutalmente real, dura y lógica, tan lógica como las matemáticas o la física, me sumerjo en ese mundo paralelo que para mi es mi realidad. Tal vez por eso no soy capaz de solucionar mi vida o tomar decisiones drásticas. Me puede el corazón al cerebro absolutamente en todo, así que soy persona de impulsos más que de razocinios. Por eso mi vida no tiene lógica, ni pies ni cabeza.
Ahora, que estoy a punto de cumplir los 36, apenas me preocupo de las matemáticas (para qué, ya se que no voy a llegar a fin de mes) ni de la química ni la física. Salvo cuando a mi jasband le da por hablarme de los nanoforadios. Se las trae la palabreja, verdad?. Yo me los imagino como unos enanos muy enanos, que son más enanos de lo normal y que andan pululando por los microondas calentando la comida. A mi me hacen gracia los nanoforadios pero al jasband no, porque resulta que si calibra mal no se que pieza de un microondas y pierde un nanoforadio de esos pues el microondas en cuestión calienta un poco menos que antes y entonces la maruja de turno se cabrea muchísimo. Ya veis, cosa que pasan.
En fin, que toda esta perorata para deciros que si, que los profes tenían razón. Que al final todo tiene su aplicación práctica en la vida. Y que yo, al fin he comprendido algunas de esas enseñanzas.
Me miro al espejo y veo el paso del tiempo y me acuerdo de Einstein y aquello de que el tiempo es relativo. Luego me acuerdo de aquello de que la masa ni se crea ni se destruye, solo se transforma. Y me digo -pues es verdad. Porque la masa de mis tetas ya no es lo que era. No se han creado ni destruido, pero se han transformado en algo más ... ¿amorfo?. Yo antes tenñia unas tetas increibles, de película. Una 95 bien puesta. No usaba sujetadores y estaban empitonadas de una manera insultante. Eran de esas tipo italianas, como la Belucci, todo canalillo y bien gorditas por arriba, asi que cualquier escote era una fiesta.
Ahora llegan a la 85 y de suerte. Y se ha dado otra ley física que acabo de entender. La de la gravedad. Efectivamente, la gravedad hace que la atracción que ejerce la tierra sobre los cuerpos sea inexorable e imposible de eludir. Se caen, se han caído. No tiene remedio.
Asi que, mira tu por dónde, que ahora despues de 20 años de aquellas clases por fin he entendido la ley de la gravedad y la de la masa. Y esta se puede aplicar a mi culo y a cualquier otra parte de mi cuerpo, y encima llevan una aceleración constante en el proceso, aunque me temo que la aceleración se va a multiplicar a medida que pase el tiempo.
Y es que el conocimiento no ocupa lugar. Lo de epsilón sigue siendo un misterio, y a pi no quiero ni verlo. El logaritmo neperiano me imagino que no tardaré en encontrarmelo de bruces.
Lo que si he aprendido y bien a fecha de hoy es que a estas alturas de la vida y conociendome como me conozco, pues que "alea jacta est", o lo que es lo mismo "LA SUERTE ESTÁ ECHADA".

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Your site is on top of my favourites - Great work I like it.
»

Anónimo dijo...

Very pretty design! Keep up the good work. Thanks.
»

Anónimo dijo...

I find some information here.